domingo, 29 de noviembre de 2009

Saul Alinsky: El conflicto en la Organización de la Comunidad

Que se me perdone por tener al menos un pensamiento por el primer revolucionario de todas nuestras leyendas, mitología e historia (y quién sabe dónde empieza la historia y termina la mitología, o cual es cual), el primer radical que se rebeló contra el poder establecido y lo hizo de manera tan eficaz que pudo al menos crear su propio reino. Lucifer.
Prólogo de "Rules for Radicals"

Saul Alinsky (1909-1972) fue un agitador, en el sentido de que su radicalismo rechaza el carácter edulcorante de la acción social que cubre frecuentemente el trabajo comunitario de barrio, al que reprocha el encierro de su acción en una terapia de adaptación, pero que olvida las alienaciones, las relaciones de fuerza, los sistemas de opresión que afectan al conjunto de la sociedad.

Alinsky buscó constantemente una estrategia concreta para hacer cambiar el status quo y las relaciones de poder, siempre en beneficio de los grupos sociales más desfavorecidos. Y todo ello, siendo fiel a la democracia y dentro de la tradición pragmática norteamericana. Aunque tenía una concepción anarquizante de la democracia por su agudo sentido de la libertad y la autodeterminación, su acción no fue ni romántica ni salvaje.

El método propuesto por Alinsky parte de las siguientes premisas:

1º) Los pobres (negros, marginados) mantienen una actitud de apatía y dependencia, que significa una represión de sentimientos como efecto de un sentimiento de impotencia, de estar inermes. Por ello es necesario movilizar esos resentimientos, exacerbarlos, pero nunca suavizarlos.

2º) El proceso de exacerbar los resentimientos se realiza en base a los intereses de la propia gente empobrecida y a la determinación de necesidades sentidas.

3º) Hay que organizar a la gente para que adquieran poder para cambiar su situación. Alinsky define el poder, como "la capacidad de actuar a favor de metas".

4º) El conflicto y la controversia son inevitables.

5º) El poder se logra por medio de la acción directa (demostraciones "sit-ins", ocupación de lugares públicos vedados para la gente de color; huelgas; campañas de empadronamiento de votantes, manifestaciones, boicoteo).

6º) Si no hay controversia los problemas no son candentes y entonces no vale la pena trabajar para organizarse.

7º) Este criterio está referido al uso de las estadísticas. Alinsky dice "algunas personas utilizan las estadísticas como el borracho emplea el poste de alumbrado, para apoyarse y no para recibir la luz que viene de arriba".

8º) Es fundamental conocer a los líderes y la forma de ejercer el liderazgo.

9º) Importa saber el número de miembros de las organizaciones, si hay una base popular o si se trata de una estructura integrada por pocas personas.

10º) No se moviliza a cantidades de personas por simple voluntarismo o altruismo. Es necesario que la organización y el programa se realice en base a intereses reales y concretos.

Recomendamos la lectura de su biografía, de sus acciones y de sus ideas.

BARREIX, J. (1967) Reportaje a Ricardo Chartier "Saúl Alinsky: el Conflicto y la Controversia en la Organización de la Comunidad", publicado inicialmente en el nº 10/11 de la Revista Hoy en el Servicio Social, por la Editorial ECRO de Buenos Aires, pp. 29-48.

En la actualidad, podemos encontrar este reportaje en la estupenda biblioteca virtual de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Costa Rica (http://www.ts.ucr.ac.cr/biblioteca_v.php) que cuenta con más de 3.00o documentos sobre Trabajo Social de acceso libre y gratuito.

También se puede acceder a través de la red a uno de sus libros, "Manual del animador social. Una acción directa no violenta", traducido al español a partir de una edición francesa de 1976:



Las enseñanzas de Alinsky tuvieron un impacto espectacular en Barack Obama y su carrera como político social en el Sur de Chicago.

¿En qué consisten sus “Reglas” para radicales?

Son un conjunto de tácticas, o “actos deliberados por medio de los cuales los seres humanos viven unos con otros y toman contacto con el mundo a su alrededor”.

“Siempre recuerda la primera regla de las tácticas del poder”.

1. “El poder no es sólo el poder que tienes, sino el que el enemigo piensa que tienes.”

2. “No vayas nunca fuera de la experiencia de tu gente. Cuando una acción o táctica está fuera de la experiencia de tu gente, el resultado es la confusión, el miedo y la amenaza y el colapso de la comunicación

3. “Siempre que sea posible, sal fuera de las experiencia del enemigo”. Busca formas de aumentar la inseguridad, la ansiedad y la incertidumbre.

4. “Haz que el enemigo esté a la altura de su propio libro de reglas”. Puedes matarlos con esto, ya que ellos no son capaces de obedecer sus propias normas, de la misma forma que la iglesia cristiana no puede estar a la altura del cristianismo.

5. “El ridículo es el arma más potente del hombre”. Es casi imposible contraatacarlo. También enfurece a nuestros oponentes, que entonces reaccionan de forma ventajosa para nosotros.

6. “Una Buena táctica es aquella que divierte a la gente”.

7. “Una táctica que arrastras demasiado tiempo, se convierte en una carga pesada”. El hombre puede sostener el interes de la militancia en cualquier asunto sólo durante un teimpo limitado.

8. “Mantened la presión”, con diferentes tácticas y acciones, y utilizad todos los hechos que pueden ocurrir dentro del período [del ataque] para vuestro propósito”.

9. “La amenaza es usualmente más aterradora que la cosa con que amenazamos en sí”

10. “La principal premisa para la táctica es el desarrollo de operaciones que mantengan una presión constante sobre nuestros oponentes. Es esta presión incierta la que produce las reacciones de la oposición que es esencial para el éxito de la campaña”

11. “Si presionas dura y profundamente el tiempo suficiente, el resultado tendrá un resultado inverso. Cada positivo tiene su negativo”.

12. “El precio de un ataque exitoso es una alternativa constructiva”

13. “Elegid el objetivo, fijadlo, asociadlo a una persona, y llevadlo al extremo”. En las tácticas de conflicto hay ciertas reglas que (debería tenerse en cuenta) son universales. Una de ellas es que la oposición debe ser aislada y fijada. “Cualquier objetivo puede decir siempre “¿por qué te centras en mi cuando existen otros a quienes echar la culpa también? Cuando “fijas un objetivo” tienes que descartar estos (racionales pero distraen la atención) argumentos. Después, cuando has aislado y congelado el objetivo y llevas a cabo tu ataque, todos los “otros” salen del armario muy pronto. Se hacen visibles por medio del apoyo que hacen de este objetivo. Uno actúa de forma decisiva sólo en la convicción de que todos los ángeles están en un lado y todos los diablos del otro.


No hay comentarios: